ERRORES QUE DEBES EVITAR AL COCINAR LA CARNE

A veces la prisa nos hace cometer errores que debemos evitar para que la carne no nos quede dura o seca después de cocinarla.

Para disfrutar de una buena carne no es necesario ser un gran chef, ni aplicar complicadas técnicas de cocción, Lo simple, muchas veces, es igual o mejor.

Podemos tener una carne muy buena pero no servirá de nada si a la hora de prepararla la textura no es la adecuada. Escoger bien la pieza, usar los utensilios adecuados y tener en cuenta ciertos detalles nos ayudará a conseguir que la carne quede tierna, gustosa y buena.

¿Cuáles son los errores que más cometemos a la hora de cocinar y que suelen estropear nuestro exquisito plato de carne? Te lo contamos: 

  1. Freír inmediatamente después de sacar de la nevera

Si cocinamos un filete tal y como sale de la nevera es muy difícil que quede jugoso porque no se cocinará de manera uniforme. Es recomendable sacar la carne de la nevera y dejarla entre 15 y 30 minutos fuera antes de cocinarla de manera que adquiera una temperatura uniforme en toda la pieza.

  1. No secar la superficie de la pieza

Antes de cocinar es aconsejable secar el filete con papel de cocina si lo que queremos es conseguir una fina costra dorada en la superficie. Si hay humedad en la superficie de la carne, el agua puede hervir y se convierte en vapor, aspecto que no permite que la carne quede dorada y se selle bien.

  1. Ponerla en una sartén todavía fría

Añadir la carne en una sartén poco caliente es un error muy común y uno de los motivos por los cuales la carne se pega a la superficie. Una superficie caliente nos ayudará a obtener una carne más sabrosa y agradable al paladar.

  1. Darle más de una vuelta

No sólo es un error darle más de una vuelta sino hacerlo demasiado pronto. Lo que se consigue haciendo esto es facilitar que la carne se pegue en la sartén. Las chuletas de cerdo o el bistec, por ejemplo, necesitan un tiempo determinado de tiempo para que se cocine bien la superficie. La carne debe dejarse cocinar hasta que alcance un color oscuro o dorado profundo. Tampoco es recomendable pinchar la carne porque se detiene el proceso de recirculación del jugo de la carne que se produce con la cocción.

  1. Poner la sal antes de cocinar

A pesar de que hay muchas teorías alrededor de la sal y de cuál es el mejor momento de añadirla, es recomendable no hacerlo antes de preparar la carne sino al final. Hacerlo al principio hace que se pierdan los jugos esenciales de la carne y que esta quede más seca e, incluso, dura.

Ahora ya tienes los trucos más básicos para conseguir que un plato estrella como es la carne, te salga bien a la primera sin necesidad de ser un gran maestro de la cocina. Grábate a fuego las reglas que te hemos contado y tendrás el éxito asegurado.

Eso sí, tan importante son estos consejos como adquirir una buena materia prima, como la carne de Pasto y Bellota. 😉